lunes, 12 de marzo de 2007

Borregos somos. ¿Tú?

Sí, soy un borrego pero la diferencia es que lo sé y muchos no lo saben. Reconozco que soy un ser manipulable y que constantemente tengo la posibilidad de ser manipulado por algún agente externo a mi persona. Las grandes empresas mediáticas, de cualquier país, pretenden con sus opiniones y explicaciones llevarnos a manejar nuestras ideas y opiniones. Pienso que hay una idea generalizada en los grandes lobbies políticos, económicos, comunicación y de poder. Es la de crear diferencias entre las clases sociales, y, hacerlas más evidentes. Que han ideado para conseguirlo. Que los gobiernos reduzcan los presupuestos en educación, sanidad, cultura, trabas en las comunicaciones entre personas de diferentes partes del mundo y así conocer culturas que nos puedan enriquecer, "p2p"; así posibilitar que el que tenga dinero pueda accercarse a ello. Luego, también están generando la idea de que hay que hacer posible la integración del débil, por medio de la discriminación positiva, que lo único que está generando es generar más odíos, en vez, de fomentar el esfuerzo del ser humano y de grupo. Esos beneficiados por esas ayudas, al no tener esa educación, la cúal, creo que es la base de todo; intentan aprovecharse de ello, consiguiendo perjudicar al resto de la sociedad; beneficiar a las clases dirigentes que lo que pretenden es crear cada vez más diferenciación entre las personas. En definitiva, privarnos a las clases medias y bajas de poder tener inquietudes e ideas propias; así poder reverlarnos contra sus ideas absurdas y fuera de cualquier sentido. Algunas personas al leer estas líneas me tacharan de "fascista" pero ni mucho menos, son comentarios políticamente incorrectos y que buscan una solución al problema; tampoco busco la rebelión ni nada parecido, sólo busco la lucha de ideas para que consigamos un mundo más justo. Como bien me dijo el otro día una de las personas que más quiero en mi vida; las ideas no las cambia un idealismo radical, sino buscando el consenso y así podemos ir arañando poco a poco espacio a esas lobbies para que dentro de unos años, vayamos sumando todo a nuestro favor. Porque lo cierto, es que el idealismo por idealismo sin poner las ideas en práctica se queda en eso, en agua de borrajas. Por cierto, las borrjas es un plato aragones de gusto exquisito. Cada uno debe juzgar si tiene inquietudes y a partir de ahí actuar con consecuencia, pero la diferencia entre los que tienen inquietudes y los que no es que saben que son manipulados y aprenden a vivir con ello. El dicho castellano, de que no hay mayor tonto que el no lo sabe... Viene como anillo al dedo para la explicación de dicha explicación. También decir que la manipulación da igual de que ideas políticas, sociales y económicas tengas, todos arriman su ascua a la sardina. La pena que la ausencia de educación y cultura esta llegando a la gente más joven y cada vez el grado de brutalidad, falta de respeto a los demás, dignidad, capacidad de esfuerzo, intolerancia está creciendo de manera exagerada y teniendo en cuenta que siempre ha habido "borregos", que no es un invento nuevo lo que pasa que ahora se ve con más claridad. Soy un borrego pero tengo inquietudes y sé que me engañan.
¿Tú lo eres? Si consigues averigurarlo, intenta liberarte y romper cadenas, así podremos cambiar el mundo con hechos y no sólo con palabras. Entendiendo que las palabras son el principio de todo hecho.

gracias,

1 comentario:

Vanesa dijo...

Yo soy una borreguita, de las de norit, con lazo y todo...